La situación del microbusero fue más que evidente cuando al bajarse de la unidad, se le cayó la botella de licor con la que se embriagaba.

Por Jaime López
La Edición

San Salvador.- Un conductor de un microbús de la ruta 11-B fue descubierto que manejaba en estado de ebriedad .
El conductor fue pillado mientras se encontraba estacionado y fue abordado por un policía de tránsito quien le pidió que se bajara del microbús.
Otro transportista le ayudó abrir la puerta debido a que el sujeto de tan ebrio que andaba que no lo podía hacer, según informes policiales.
Según las autoridades, cuando le pidieron salir de la unidad, éste dejó caer una botella de alcohol.
Minutos después la Policía de Tránsito lo capturó bajo los cargos de conducción peligrosa.
La ruta de microbuses de la ruta 11-B hace su recorrido desde San Marcos hacia el centro de San Salvador.
A principio de esta semana, un busero de la ruta 22 también fue capturado al ser sorprendido manejando ebrio con 30 pasajeros en las cercanías del Parque Infantil.

Previous post Cámara valorará descartar demanda civil contra expresidente de Asamble Legislativa
Next post Nueva demanda por estafa acumulan los hermanos Rivas Álvarez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *