Por MC/Periódico La Edición

El presidente de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), Daniel Álvarez, dijo que la corrupción en la construcción de la ex presa El Chaparral inició en ARENA con el gobierno anterior de Elías Antonio Saca y continuó con las administraciones del FMLN, de Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén.

“Los siguientes gobiernos lo que hacían era cubrir la corrupción del gobierno anterior”, explicó Álvarez. La primera piedra de la corrupción en ese proyecto fue puesta por Saca en la licitación: “Era una obra que se tenía que haber terminado en cuatro años”, indicó.

La obra tendrá un costo de $756 millones y con este dinero, no solo se hubiera construido una presa, sino además mejorado escuelas y hospitales; así como entregado computadoras a los niños para que continuaran con sus estudios durante la pandemia de COVID-19.

“Se nota cómo saqueaban al Estado. Se robaban hasta el último centavo”, aseguró el titular de CEL. “Todo esto es indignante. Tenemos pruebas contundentes (de) que el dinero fue a parar a personajes cercanos a Funes”. Por ello, hace unos días presentaron alrededor de 1,600 folios para robustecer las investigaciones y hacer que devuelvan lo robado, concluyó.

Previous post Inyectarán $50 millones a las empresas informales
Next post El Salvador recibe reconocimiento internacional por eliminar el paludismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *