Cortesía

Desde hace 3 meses el alcalde de San Salvador, Mario Durán, a través de la Unidad Técnica del Comercio en el Espacio Público, mantiene un proceso de diálogo con todos los comerciantes por cuenta propia de la calle Rubén Darío, quienes pidieron a la administración municipal 2015-2018 la construcción del mercado Hula-Hula para dejar la informalidad y trabajar en condiciones dignas y seguras para ellos y los compradores.

Lamentablemente, durante la administración anterior, 2018-2021, se negoció un contrato que establecía pagos mensuales muy altos para los vendedores. Los problemas generados por las malas decisiones previas provocaron un retraso extendido en el inicio de operaciones del nuevo mercado y un sinfín de inconvenientes.

La actual administración municipal heredó la problemática y, a través del diálogo permanente con todos los comerciantes y sus líderes, ha buscado alternativas para renegociar el contrato con la empresa administradora del inmueble para reducir la cuota mensual establecida por la administración anterior. Además, se evalúa aplicar un subsidio para los comerciantes durante los primeros meses de funcionamiento y generar condiciones para el acceso a créditos.

“Esta es una alternativa integral para los comerciantes que se encuentran en el espacio público, es un nuevo modelo de gestión municipal que estamos impulsando desde la administración de Mario Durán para ofrecer una alternativa real a los comerciantes por cuenta propia”, dijo Irving Rodríguez, jefe de la Unidad Técnica del Comercio en el Espacio Público.

La mayoría de vendedores de la calle Rubén Darío se muestra dispuesta a liberar las arterias de forma voluntaria, ocupar las nuevas instalaciones y ser parte del ordenamiento contemplado en la segunda fase de Revitalización del Centro Histórico.

“Hay personas que no han estado pagando por años y hacen uso de la vía pública, en espacios enormes, sacrificando al peatón y hoy se ven en la necesidad de tomar una decisión. En su afán de trabajar lo hacen en desorden y total caos; hoy, esta alternativa que está impulsando la municipalidad nos permite iniciar un proceso de orden de progreso y sostenibilidad para la ciudad de San Salvador”, apuntó Rodríguez.

La etapa final de diálogo y consenso se realiza de manera transparente y está permitiendo afinar detalles con las personas que participarán en el proyecto que contará con seguridad privada, limpieza integral que incluye sistemas de reciclaje, parqueos, food court, guardería, punto de salud, entre otros beneficios.

Previous post Alcalde capitalino acompañó el cierre de fiestas patronales del Cantón San Antonio Abad
Next post Estudiantes de La Paz tendrán sus libros de texto para iniciar el año escolar 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *