El canciller Serguei Lavrov también amenazó con romper el acuerdo de cereales que permite la salida de materias primas a través del mar Negro para alimentar a millones de personas

Cortesía de Infobae

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov. Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia/Handout via REUTERSEl ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov. Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia/Handout via REUTERS

Negociar la paz en Ucrania sólo será posible si se establece un “nuevo orden mundial” libre de la dominación de Estados Unidos, afirmó este viernes el canciller ruso, Serguéi Lavrov, durante una visita a Turquía.

“Las negociaciones sólo pueden tener lugar si se toman en cuenta los intereses rusos”, declaró Lavrov, quien aseguró que estos serán “los principios sobre los que se fundará un nuevo orden mundial”.

Moscú trata de justificar la invasión de Ucrania en febrero de 2022 alegando que tanto la Alianza Atlántica (OTAN) como Estados Unidos usaban a su aliado ucraniano en su contra.

Antes de lanzar su ofensiva, Moscú había pedido garantías de seguridad, incluido un repliegue de la alianza militar en Europa oriental.

El Kremlin considera que Occidente le libra una guerra a través de terceros en Ucrania al entregarle ayuda militar.

Un soldado ucraniano acarrea un arma antitaque rusa capturada en el campo de batalla de Kreminna, Luhansk (REUTERS/Violeta Santos Moura)Un soldado ucraniano acarrea un arma antitaque rusa capturada en el campo de batalla de Kreminna, Luhansk (REUTERS/Violeta Santos Moura)

La presidencia rusa reiteró este mes que no veía posibilidad para negociar y que no tenía otra solución que continuar con la “operación militar especial”, expresión usada por las autoridades rusas para describir la ofensiva.

El Kremlin descartó así una posible mediación china y un llamado a la tregua de su aliado, el dictador bielorruso Alexander Lukashenko.

Lavrov llegó a la capital turca para hablar de la prolongación del acuerdo de cereales, que permite a Ucrania exportar su abundante producción de grano, pero amenazó con poner fin al pacto.

El acuerdo, negociado en julio con la mediación de Turquía y Naciones Unidas, es clave para la seguridad alimentaria mundial.

Moscú considera que la parte del pacto que debe permitirle exportar sus propios alimentos y fertilizantes no se respeta.

El ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu, se reúne con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, en Ankara, Turquía. 7 de abril de 2023. Ministerio de Asuntos Exteriores ruso/Handout vía REUTERSEl ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu, se reúne con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, en Ankara, Turquía. 7 de abril de 2023. Ministerio de Asuntos Exteriores ruso/Handout vía REUTERS

“Si no hay ningún avance en el levantamiento de los obstáculos a las exportaciones de fertilizantes y cereales rusos, entonces nos preguntaremos si ese acuerdo es necesario”, declaró.

“Estados Unidos quiere ser hegemónico e imponer su posición a todos. Quieren un nuevo orden mundial unilateral”, afirmó Lavorov.

“Las negociaciones son posibles si se tienen en cuenta nuestros justos intereses”, agregó el ministro ruso y añadió que Rusia está a favor de un nuevo orden mundial según los principios de la ONU y no dominado únicamente por Estados Unidos.

Según Lavrov, Occidente y EEUU impiden que Ucrania se siente a la mesa de negociaciones, para derrotar a Rusia en el campo de batalla ya que “después de Rusia, el nuevo objetivo será China.”

Los dos ministros centraron sus conversaciones en la guerra de Ucrania y en el acuerdo sobre exportación de cereales, que Rusia prorrogó en marzo sólo por 60 días.

Çavusoglu subrayó la importancia del acuerdo para la seguridad alimentaria internacional, pero también declaró que la parte rusa del acuerdo no se ha aplicado.

“Apoyamos la eliminación de los obstáculos a la exportación de cereales y fertilizantes rusos. La ampliación del acuerdo sobre cereales depende de la solución de estos problemas”, dijo el ministro turco.

“El acuerdo sobre el grano se aplica de forma unilateral”, señaló Lavrov, subrayando que el acuerdo alcanzado con la ONU era un paquete que incluía también la exportación de grano y fertilizantes rusos.

“Los cereales y fertilizantes no están en la lista de sanciones. Pero los países occidentales intentan decirnos que no podemos exportar. Estamos hartos de apelar a las conciencias. Si no mejora la situación de nuestros cereales y fertilizantes reconsideraremos si necesitábamos este acuerdo”, concluyó el ministro ruso.

(Con información de AFP y EFE)

Previous post Alcaldía habilita transporte gratis al centro histórico
Next post Melatonina para dormir, ¿de verdad funciona?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *