Cortesía/Fuerza Armada

El gobierno de Estados Unidos realizó una ceremonia en el Regimiento de Caballería en San Juan Opico, en el departamento de La Libertad donde reconoció las significativas contribuciones de las Fuerzas Armadas de El Salvador en la lucha contra la migración irregular.
Como muestra del apoyo de EE.UU. a este esfuerzo, se entregó la donación oficial de dos vehículos aéreos no tripulados (tipo Puma), sus dos aeronaves de respaldo; cuatro Raven, y cuatro aeronaves de respaldo. La inversión total, que incluye el costo de los vehículos aéreos no tripulados, el entrenamiento para su uso, así como un paquete de repuestos para dos años, tiene un valor total de $4.5 millones de dólares.
El evento fue presidido por el Embajador de los Estados Unidos, William H. Duncan, y el Ministro de
Defensa de El Salvador, Vicealmirante René Francis Merino Monroy. “En un mundo cada vez más
globalizado, es evidente que las actividades ilícitas no se quedan dentro de las fronteras de un país
específico y quiero reconocer el trabajo de las Fuerzas Armadas Salvadoreñas y la Fuerza de Tarea
Sumpul por hacerle frente a esta amenaza”, afirmó el Embajador Duncan durante la entrega del
equipo.
Por su parte, el Ministro Merino Monroy agradeció este donativo por parte del gobierno de Estados
Unidos y dijo que “con la incorporación de estos vehículos aéreos no tripulados a la Fuerza Armada
de El Salvador mejoraremos la capacidad de respuesta que tenemos en los pasos fronterizos no
habilitados”.
Estos avanzados sistemas de vigilancia serán empleados a lo largo de las regiones fronterizas para
reforzar la seguridad de El Salvador contra el cruce ilegal de contrabando y migrantes. La entrega de
estos vehículos representa un paso importante en la cooperación bilateral entre los Estados Unidos
y El Salvador para abordar los desafíos compartidos en materia de seguridad fronteriza y migración.
Además de la donación, el evento incluyó la entrega de certificados de operador al primer grupo de
operadores, conformado por 11 militares salvadoreños, que han sido capacitados por el gobierno
de los Estados Unidos en el manejo de vehículos aéreos no tripulados, en su mayoría pertenecientes
a la Fuerza de Tarea Sumpul. Estos operadores desempeñarán un papel crucial en el uso efectivo de
los sistemas Raven y Puma para proteger la integridad de las fronteras salvadoreñas.
El gobierno de los Estados Unidos reiteró su compromiso continuo con la seguridad de El Salvador y
la región centroamericana en su conjunto. Esta donación representa un paso significativo en el
fortalecimiento de la capacidad de defensa de El Salvador y su capacidad para hacer frente a las
amenazas transnacionales que afectan la seguridad y el bienestar de sus ciudadanos.

Previous post OPS, reconoce al Ministerio de Salud por excelentes resultados de App Hearts
Next post Pandillero de alto rango de la MS13 es capturado en Guatemala y entregado a las autoridades salvadoreñas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *