Gobierno aumenta el beneficio de subsidio tradicional para el gas a más de 6,800 hogares

Cortesía

La tendencia de altos precios en el mundo impacta con mayor fuerza en las industrias del petróleo y de los alimentos. El Gobierno del Presidente Nayib Bukele ha puesto a disposición todos los recursos que sean necesarios para mitigar los efectos del mercado internacional en las familias salvadoreñas.

El Ministerio de Economía (MINEC) reportó que, con las 11 Medidas ante la Inflación Mundial que propuso el Presidente Bukele, han logrado incrementar los servicios que proveen a la población. Así, entre el 11 y el 31 de marzo, el MINEC agregó un total de 6,887 hogares a la lista de beneficiarios del subsidio tradicional del gas.

En las tres semanas de implementación de las medidas especiales, el Gobierno ha entregado 448,638 subsidios a los hogares. Con esto, cada familia tiene un ahorro significativo en la compra de su tambo, que oscila entre los $6 y $15.

De igual manera, en esas mismas fechas, ya son 1,232 panaderías las que cuentan con la subvención tradicional. Es importante recordar que también pueden solicitarlo escuelas, pupuserías, iglesias y negocios pequeños.

Por instrucción del jefe de Estado, desde octubre de 2021 se ha fortalecido la política de subsidio para el consumidor final de gas propano. Primero está la subvención que se gestiona con el MINEC, para recibir una tarjeta que identifique al usuario. Luego, está el beneficio que se aplicará de manera generalizada mientras los precios internacionales estén altos. El Gobierno absorbe una parte del precio de los cilindros de gas para todos los que compran dicho producto.

Para garantizar que los consumidores están recibiendo los beneficios, el MINEC y otras instituciones mantienen una vigilancia constante en toda la cadena de comercialización.  Verifican que se apliquen los precios reducidos, que se respete el peso exacto por el que está pagando el usuario y que haya suficiente producto disponible.

En el caso específico del gas, el doble subsidio está previsto para que se mantenga en el transcurso del año, tal cual se ha establecido dentro del presupuesto nacional.

La reducción en la carga de tributos en la compra de gasolinas y diésel sí es una medida pensada para tres meses, que se puede extender si así se considera necesario. “Desde el anuncio de las medidas, junto a la Defensoría y el Ministerio de Hacienda, llevamos un total de más de 8,000 inspecciones a puntos de venta de gas propano, estaciones de servicio y plantas envasadoras de gas”, anunció la titular del MINEC, María Luisa Hayem.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us