Biden hará todo lo posible para que grandes empresas paguen impuestos justos

Cortesía tomado de La Opinión /Periódico La Edición

El presidente se ha enfrentado una oposición que no sólo incluye a los republicanos y el gremio empresarial y corporativo, incluso, algunos miembros demócratas cuestionan su propuesta. Pese a esto, el mandatario aseguró en público que está dispuesto a negociar con los opositores, pero no quitará el dedo del renglón de pagos justos de impuestos

Por:Redacción 

El presidente Joe Biden defendió los argumentos a favor de su nueva propuesta de gasto de más de $2 billones de dólaresdesafiando a quienes se oponen a su plan y a los impuestos que se subirían para pagarlo.

El presidente enfrenta una oposición por parte de republicanos, empresas e incluso algunos miembros demócratas por elementos clave de la propuesta, que debe ser aprobada por el Congreso para convertirse en realidad.

Pese a que el mandatario intentó poner a los oponentes a la defensiva en un discurso en el que expuso a sus críticos que deben explicar por qué es aceptable que 91 de las corporaciones pagó cero en impuestos federales en 2019, tuvo que ceder.

Invest Now

Biden dijo públicamente que está dispuesto a reducir el aumento del impuesto corporativo propuesto incluido en su propuesta de gasto de casi $2,3 billones en medio del rechazo de los republicanos y algunos demócratas moderados.

“Estoy dispuesto a escuchar”, dijo Biden cuando se le preguntó en la Casa Blanca si consideraría una tasa impositiva corporativa inferior al 28%. “Estoy abierto. Pero tenemos que pagar por esto. Hay muchas otras formas en que podemos hacerlo. Pero estoy dispuesto a negociar”.

El plan consiste en realizar una serie de inversiones durante ocho años en carreteras y puentes, remodelación de viviendas, ampliación del acceso a internet, cuidado de los ancianos, desarrollo de la manufactura nacional y construcción de trenes de alta velocidad.

La mayor parte del financiamiento provendría de un aumento en la tasa del impuesto de sociedades al 28%, desde el 21% establecido por la ley fiscal de 2017 del entonces presidente Donald Trump.

La secretaria de Comercio de Biden, Gina Raimondo, externó que “no hay ni una evidencia que demuestre que los recortes en 2017 aumentaron el crecimiento o la productividad”.

La secretaria de Comercio añadió que “el quid de la cuestión es que la estructura corporativa de hoy está rota”.

El plan de Biden también aumentará los impuestos sobre las ganancias de las empresas en el extranjero e introduce un nuevo gravamen mínimo sobre las ganancias que informan a los inversores.

Las mayores compañías del mundo, incluida Amazon, usaron varias lagunas legales para no pagar ni un solo centavo en impuestos federales sobre la renta”, dijo Biden cuando presentó el plan. “No quiero castigarlos, pero eso está mal”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us