Los empleados de la OMS participaron en los abusos sexuales en el Congo durante la crisis del ébola, según un informe

Por Reuters

La investigación sigue a una investigación de la Fundación Thomson Reuters y The New Humanitarian en la que más de 50 mujeres acusaron a trabajadores humanitarios de exigir sexo a cambio de trabajos.

* Al menos 21 de los acusados ​​eran empleados de la OMS

* Algunas víctimas quedaron embarazadas, obligadas a abortar.

* El jefe de la OMS, Tedros, promete medidas de seguimiento 

Por Emma Farge y Hereward Holland

GINEBRA (Reuters) – Más de 80 trabajadores humanitarios, incluidos algunos empleados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), estuvieron involucrados en abusos y explotación sexuales durante la crisis del ébola en la República Democrática del Congo, dijo el martes una comisión independiente.

La investigación fue impulsada por una  investigación realizada el año pasado por la Fundación Thomson Reuters y The New Humanitarian en la que más de 50 mujeres acusaron a trabajadores humanitarios de la OMS y otras organizaciones benéficas de exigir sexo a cambio de trabajos entre 2018-2020.

Leer más:  Nuevas denuncias de abuso sexual contra trabajadores humanitarios expuestos en el Congo

En su informe largamente esperado, la comisión encontró que al menos 21 de los 83 presuntos perpetradores eran empleados de la OMS , y que los abusos, que incluían nueve denuncias de violación, fueron cometidos por personal nacional e internacional.

“El equipo de revisión ha establecido que a las presuntas víctimas se les prometieron trabajos a cambio de relaciones sexuales o para mantener sus trabajos”, dijo el miembro de la comisión Malick Coulibaly en una conferencia de prensa.

Muchos de los perpetradores masculinos se negaron a usar condón y 29 de las mujeres quedaron embarazadas y algunas fueron obligadas a abortar más tarde por sus abusadores, agregó.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien ha prometido tolerancia cero con el abuso sexual y se dice que busca un segundo mandato en el organismo de salud de las Naciones Unidas, dijo que el informe hizo una “lectura desgarradora” y se disculpó con las víctimas.

“Lo que te pasó a ti nunca debería pasarle a nadie. Es imperdonable. Mi principal prioridad es asegurar que los perpetradores no sean excusados, sino que se les haga rendir cuentas”, dijo, prometiendo pasos adicionales que incluyen “una reforma total de nuestras estructuras y cultura”. “.

El director regional Matshidiso Moeti dijo que el organismo de salud estaba “conmovido, horrorizado y desconsolado” por los hallazgos. El portavoz del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, también se disculpó y agradeció a las víctimas su valentía al testificar.https://www.youtube.com/embed/yuNSmfDJxvY?modestbranding=1&rel=0&showinfo=0&theme=light&color=white

ENJUICIOS NO CLAROS

los perpetradores conocidos han sido excluidos de futuros empleos en la OMS, mientras que los contratos de cuatro personas empleadas por el organismo han sido rescindidos, dijeron las autoridades.

No está claro si los perpetradores serán procesados. Tedros dijo que planeaba remitir las acusaciones de violación al Congo y a los países de los presuntos perpetradores. Algunos de ellos aún no se han identificado.

Una niña, una niña de 14 años llamada “Jolianne” en el informe, le dijo a la comisión que estaba vendiendo tarjetas de recarga de teléfono al costado de la carretera en abril de 2019 en Mangina cuando un conductor de la OMS le ofreció llevarla a casa. En cambio, la llevó a un hotel donde ella dice que la violó y luego dio a luz a su hijo.

Algunas mujeres que ya estaban empleadas le dijeron al equipo de revisión que seguían siendo acosadas sexualmente por hombres en puestos de supervisión que las obligaban a tener relaciones sexuales para mantener sus trabajos, cobrar o conseguir un puesto mejor pagado.

Algunos dijeron que habían sido despedidos por negarse a tener relaciones sexuales, mientras que otros no consiguieron los trabajos que querían incluso después de dar su consentimiento.

Las presuntas víctimas “no recibieron el apoyo y la asistencia necesarios para vivir experiencias tan degradantes”, dice el informe.

El copresidente de la investigación, Aïchatou Mindaoudou, dijo que “no hubo superposición” entre las víctimas que testificaron en los informes de los medios del año pasado y las personas a las que entrevistó, reconociendo que esto podría apuntar a un problema mayor.

Algunas personas de los niveles más altos de la OMS “estaban al tanto de lo que estaba pasando y no actuaron”, agregó.

En junio del año pasado, el gobierno del Congo anunció el fin del brote de ébola de dos años que mató a más de 2.200 personas, el segundo brote más grande desde que se identificó el virus en 1976.

El Congo y otras agencias de ayuda también se han comprometido a investigar el abuso sexual. El ministro de derechos humanos del Congo no estuvo disponible de inmediato para hacer comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us