Wall Street cerró con pérdidas una semana turbulenta: crecen los temores por la fragilidad de los bancos y una recesión

Esta semana, los mercados de todo el mundo se han visto sacudidos por la preocupación tras la segunda y tercera quiebras bancarias más importantes de la historia de Estados Unidos

Cortesía Infobae

La semana de turbulencias de Wall Street cerró el viernes con fuertes caídas de las bolsas, a medida que se agrava la preocupación por el sector bancario y aumenta el temor a que pueda arrastrar a la economía a una recesión.

El S&P 500 bajó un 1,1%, recortando sus ganancias de la semana. El índice Dow Jones perdió un 1,2%, mientras que el índice compuesto Nasdaq bajaba un 0,7 por ciento.

Esta semana, los mercados de todo el mundo se han visto sacudidos por la preocupación tras la segunda y tercera quiebras bancarias más importantes de la historia de Estados Unidos. Apenas un día antes, los mercados se recuperaron aliviados después de que dos bancos a ambos lados del Atlántico recurrieran a decenas de miles de millones de dólares en efectivo para reforzar sus finanzas.

Pero el viernes, parte de la esperanza se desvaneció y volvieron a caer. En Suiza, las acciones de Credit Suisse cayeron un 8%. En Wall Street, las acciones de First Republic Bank se hundieron un 26,7% y registraron un desplome del 69% en la semana.

El logo del First Republic Bank en la Bolsa de Nueva York (REUTERS/Brendan McDermid)El logo del First Republic Bank en la Bolsa de Nueva York (REUTERS/Brendan McDermid)

Ambos bancos se enfrentan a problemas diferentes, pero el temor predominante es que el sistema bancario se resquebraje bajo el peso de la serie de subidas de tipos de interés más rápida en décadas.

Los analistas se han apresurado a decir que el caos actual de los bancos no parece ni de lejos tan grave como la crisis financiera de 200708 que arruinó la economía mundial. Pero los problemas siguen alimentando las preocupaciones sobre una recesión, porque los inconvenientes de los bancos podrían significar problemas para que las pequeñas y medianas empresas obtengan los préstamos que necesitan para crecer.

“Desde 1870 ha habido 14 grandes recesiones mundiales, todas ellas provocadas por guerras, pandemias y crisis bancarias”, escribió el estratega de inversiones Michael Hartnett en un informe de BofA Global Research.

Los bancos han pedido prestados casi 165.000 millones de dólares a la Reserva Federal durante la última semana, en una señal de la tensión que sufre el sistema.

Tras años de condiciones históricamente favorables, los bancos y la economía están sufriendo una sacudida después de que la Reserva Federal y otros bancos centrales subieran los tipos de interés a un ritmo vertiginoso. Estas medidas pretenden controlar la elevada inflación mundial.

En efecto, unos tipos más altos pueden ayudar a controlar la inflación ralentizando la economía, pero aumentan el riesgo de recesión más adelante. También afectan a los precios de las acciones, los bonos y otras inversiones. Este último factor fue uno de los problemas que afectaron al Silicon Valley Bank, que se hundió el pasado viernes.

Un corredor trabaja en la bolsa de Nueva York (REUTERS/Brendan McDermid)Un corredor trabaja en la bolsa de Nueva York (REUTERS/Brendan McDermid)

Desde entonces, Wall Street ha tratado de erradicar los bancos con rasgos similares al Silicon Valley Bank, como muchos depositantes con más de 250.000 dólares, límite asegurado por la Corporación Federal de Seguros de Depósitos, o muchas empresas tecnológicas y otras personas altamente conectadas que pueden propagar rápidamente las preocupaciones sobre la solidez de un banco.

Por eso los inversores se fijaron tanto en First Republic, con sede en San Francisco. Un grupo de 11 de los mayores bancos dijo el jueves que depositaría un total de 30.000 millones de dólares en el banco para mostrar su confianza en él y en los bancos en general.

“El mercado se mantiene cauto; los operadores no quieren sobreexcitarse, sobre todo porque los inversores siguen centrándose en lo que puede ir mal en lugar de en lo que podría ir bien”, dijo Stephen Innes, de SPI Asset Management, en un informe.

Algunas de las acciones más salvajes se han producido en el mercado de bonos, donde los rendimientos han oscilado a medida que los operadores recalibraban drásticamente las apuestas sobre hacia dónde llevará los tipos la Reserva Federal.

El rendimiento del bono del Tesoro a dos años, que suele seguir de cerca las expectativas de la Reserva Federal, cayó al 3,97% desde el 4,17% del jueves. La semana pasada se situó por encima del 5% y en su nivel más alto desde 2007. Es un movimiento enorme para el mercado de bonos.

Los operadores esperan en gran medida que la agitación de esta semana empuje a la Reserva Federal a subir los tipos de interés en su próxima reunión en sólo un cuarto de punto porcentual. Sería el mismo aumento que el del mes pasado y la mitad de la subida de 0,50 puntos que esperaban algunos operadores.

Un informe publicado el viernes dio a la Reserva Federal más razones para no acelerar las subidas de tipos. Las expectativas de inflación para el año próximo entre los consumidores estadounidenses cayeron al nivel más bajo en casi dos años, según una encuesta preliminar de la Universidad de Michigan. Eso es clave para la Fed, que ha dicho que tales expectativas pueden alimentar ciclos virtuosos y viciosos.

En una señal más desalentadora para la economía, la confianza también cayó. Ese es el núcleo de la parte más importante de la economía estadounidense: el gasto de los consumidores.

La relajación de las expectativas de la Reserva Federal ha ayudado a varios valores de las grandes tecnológicas a liderar el mercado esta semana. Han tenido sus propios problemas, pero tienden a beneficiarse de unos tipos de interés más bajos. En parte por eso, el S&P 500 sigue en camino de una ganancia semanal del 1,6%.

Las criptomonedas se han disparado aún más esta semana. Bitcoin ha subido aproximadamente un 30 por ciento.

El Banco Central Europeo subió el jueves medio punto porcentual su tipo de interés oficial, dejando de lado las especulaciones de que podría reducirlo debido a toda la agitación en torno a los bancos.

(Con información de AP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us