El colorido arte de la flor en Comasagua

Por Mauricio Cáceres/Periódico La Edición

La pandemia afecta a miles de emprendedores en El Salvador y un ejemplo es al taller de arte en flor quienes cerraron sus puertas durante la cuarentena a los turistas de Francia, Canadá, Italia y Estados Unidos entre otros países, dice María Elena Flores propietaria del lugar.

Foto Mauricio Cáceres

El taller arte en flor está ubicado a solo 30 minutos de San Salvador, y por hoy abrí sus puertas nuevamente a los turistas. “Durante la pandemia nos dedicamos a recolectar materiales como son hojas de eucalipto, flores de hortensia, Isora y todo tipo de florecitas y hojas de bambú, y de guarumo que son hojas grandes y pequeñas”, manifestó Elena Flores.

Este es un arte muy fino, y el proceso inicia desde la recolección de flores y hojas las cuales son secadas en libros, para que cuando están listas se empiezan con los dibujos sobre los cuales van las flores pequeñas ya secas. “Nada es pintado, todo son colores vivos naturales”, agrego Flores.

Elaboran grandes cantidades de tarjetas para toda ocasión, así como cuadros artísticos para diferentes ocasiones los cuales se llegan a vender hasta por 70 dólares dependiendo el tamaño. Hay florecitas muy diminutas para artes pequeños para aquellos jóvenes que les gusta de detallitos con sus novias, donde les expresan su amor y detalles.

El taller se ubica en el mero centro de Comasagua un pueblo muy acogedor, lleno de muchas historias y con un clima muy agradable, así como su comida típica de la cual cualquier visitante puede disfrutar en los alrededores del pueblo que es parte de la ciudad de Santa Tecla en el departamento de La Libertad.

Foto Por Mauricio Cáceres

La creadora de este arte María Elena Flores dice que el oficio lo aprendió con su abuela quien comenzó con este tipo de trabajo en flores y ella se fijo como era todo el procedimiento, para después ella mejorarlo y así entregar un mejor producto.

Hoy en día esperan que todo se normalice para continuar avanzando en nuevas técnicas de secado y almacenamientos ya que estas flores y hojas se guardan dentro de libros con muchas paginas en donde pasan muchos días para que se sequen, sin perder el colorido. Hay cuadros y tarjetas para la época navideña.

Son florecitas comunes que crecen en cualquier parte del campo y hojas que caen de los árboles cuando ya cumplieron el ciclo de vida, pero en este taller les devuelven la vida y les dan un valor muy significativo convirtiéndolas para que sean parte del ser humano dentro de sus hogares como adornos o regalos para un ser querido.

 En El Salvador el Ministerio de Turismo  poco a poco  ha reactivado el turismo siempre acatando las estrictas medias de seguridad para no contagiarse de covid-19  y  esto le ha dado la oportunidad a emprendedores como a este taller de arte en flor volver a resurgir y así ofrecer nuevamente su producto a los turistas locales y extranjeros que gustan de este arte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us