Refrescos caseros sin azúcares añadidos ni alcohol

Infusiones heladas, licuados y batidos bien fríos son opciones estupendas para tomar algo rico y refrescante hecho en casa. Te damos varias ideas fáciles para elaborar refrescos caseros con frutas y verduras de temporada

Por Peio Gartzia Cortesía

El agua fresca es, siempre, la bebida de referencia, la opción más adecuada para hidratarse y quitarse el calor. Pero lo idóneo no siempre se cumple. Muy a menudo elegimos bebidas o refrescos carbonatados, con exceso de azúcar, al igual que cervezas, sangrías y demás preparados con alcohol que, aunque dan sensación de frescor momentáneo, aportan calorías vacías e innecesarias que perjudican la salud. Si nos apetece beber algo rico, visualmente atractivo o con un toque de sabor, podemos preparar unos refrescos caseros sin azúcares añadidos ni alcohol. A continuación explicamos varias combinaciones fáciles y rápidas de elaborar.

Las opciones de bebidas caseras bonitas y refrescantes son variadas. Tenemos desde agua saborizada con zumos, batidos de frutas y verduras, o zumos de frutas, hasta infusiones variadas sin azúcar, miel ni otros edulcorantes: solo el sabor del producto, mucho hielo y alguna hierba fresca para aromatizar.

Batidos con agua helada, frutas y hortalizas

Para quitar la sed, un gran vaso de gazpacho fresquito con un par de hielos es, además de refrescante, muy nutritivo. Pero más allá del gazpacho y del salmorejo, se pueden preparar multitud de batidos con hortalizas dando un toque más suave, mezclando unos trocitos de frutas del tiempo y sirviendo con una cucharada de hielo picado.

? Batido de melón con tomate y hielo pilé

  • Pela 400 g de melón, quítale las pepitas y trocéalo.
  • Lava y trocea 200 g de tomate maduro de ensalada.
  • Tritura todo con la batidora, hasta que el batido quede homogéneo, y agrega poco a poco agua helada hasta lograr la consistencia deseada. La receta se termina con una cucharada de aceite de oliva virgen y una pizca de sal.

Para servir el batido, viértelo en un vaso con una cucharada de hielo picado y un toque de pimienta recién molida por encima. Se consume al momento. Para conseguir el batido fresquito sin necesidad de poner hielos, es recomendable que todos los ingredientes estén en la nevera antes de utilizarlos.

? Smoothie de manzana Granny Smith y espinacas

  • Limpia un manojo de hojas de espinacas.
  • Lava y trocea 400 g de manzanas Granny Smith.
  • Coloca la manzana y las espinacas junto con 100 g de hielo y 700 ml de agua helada en un vaso de batidora.
  • Agrega el zumo de medio limón y tritura hasta conseguir una textura cremosa, tipo sorbete.
  • Se sirve recién elaborado, con una pajita y unos trocitos de manzana.
Img refrescos sin azucar alcohol hd
Imagen: ehaurylik

Batidos licuados con bebida vegetal, frutas y verduras

Otra opción es utilizar bebidas vegetales, en especial si son de frutos secos, como las de almendras o avellanas, y combinarlas con frutas veraniegas, como paraguayos, nectarinas o melocotones. Si le añadimos un toque de hortalizas, como la zanahoria, conseguiremos un sabor muy apetecible y un color muy vivo.

A este tipo de batidos también se le puede dar un toque cremoso. Se obtendrá con yogur, tanto vegetal como de leche de vaca o de oveja. De esta manera se diversifican las texturas de estas bebidas caseras.

? Licuado de nectarina y zanahoria

  • Lava y trocea en cuartos unas nectarinas, desechando el hueso.
  • Pela un limón y una zanahoria.
  • Después, licúa las frutas y la zanahoria. El licuado resultante se mezcla con medio litro de leche de almendra casi helada y se remueve para unificar.
  • Hay que agregar unos cubitos de hielo. Se sirve al instante en vasos individuales, acompañado con unos trocitos de nectarina y zanahoria insertadas en pequeñas brochetas.

? Batido cremoso de melocotón y pera blanquilla

  • Pela 400 gramos de melocotones y 400 gramos de peras blanquillas, quitando las pepitas y las partes duras.
  • Exprime un par de naranjas y un limón.
  • Tritura los melocotones y las peras en la batidora junto con el zumo de naranja y limón, y añade una bebida de soja, hasta formar un batido cremoso.
  • Sirve al momento con unas pajitas y, si se quiere enfriar más, no hay más que añadir un par de cucharadas de hielo picado.
té helado casero
Imagen: Larry White

Infusiones edulcoradas con frutas

En los días de calor también es posible refrescarse con infusiones heladas. Puedes utilizar tus hierbas favoritas e infusionarlas al modo tradicional, pero luego enfriarlas para beberlas (casi heladas). Si quieres darles un toque dulzón, puedes agregar un poquito de fruta triturada que, además de sabor, aportará colorido y frescor a estas bebidas.

? Infusión de té verde con frutos rojos naturales

  • Hierve un litro de agua en un cazo y, cuando comience la ebullición, agrega un par de cucharadas de té verde. De inmediato, saca del fuego y tapa el cazo durante 10 minutos.
  • Mientras, tritura unas moras, frambuesas y fresas hasta conseguir un puré de frutos rojos, y añádeles el zumo de un limón.
  • Mezcla la infusión de té verde con el puré de frutos rojos, pasa todo por un colador y enfría todo en la nevera.
  • Sirve la bebida en una jarra con gran cantidad de hielo.

? Infusión de menta con lima y naranja con mucho hielo

  • Hierve un litro de agua y pon una mezcla de hierbabuena, menta y un poco de regaliz.
  • Escáldala durante cinco segundos en el agua hirviendo, retira del fuego y dejar reposar la mezcla tapada entre 5 y 10 minutos.
  • Cuela la infusión y viértela en una jarra grande junto con el zumo de dos limas y una naranja, con rodajas de limón y muchos hielos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us