Donald Trump se enfrenta a su mayor amenaza legal en el tribunal de Miami: el caso de los documentos clasificados

Debe comparecer a las 15 hora local en el Palacio de Justicia federal, que está rodeado de un fuerte dispositivo de seguridad y donde se espera que se concentren partidarios y opositores al expresidente

PorGerard Martinez y Frankie Taggart

Cortesía de Infobae

Donald Trump (Reuters)Donald Trump (Reuters)

Donald Trump debe comparecer este martes ante un tribunal de Miami para enfrentarse a docenas de cargos por malversación de secretos del Gobierno de EEUU, en el caso más grave de una tormenta de investigaciones penales que amenazan con hacer descarrilar su intento de recuperar la presidencia.

El ex presidente tiene previsto viajar en caravana durante unos 25 minutos desde su campo de golf a la sede del tribunal, donde se espera que niegue 37 cargos, entre ellos “retención ilegal de información relacionada con la seguridad nacional”, “obstrucción a la justicia” y “falso testimonio”.

El líder republicano se presenta a la reelección, y sus devotos partidarios ya habían empezado a salir a la calle la víspera de la vista, con la policía de Miami preparada para protestas de hasta 50.000 personas y preparada para la posibilidad de violencia.

“Nunca ha habido nada igual. Una caza de brujas como esta nunca ha tenido lugar”, dijo Trump a una emisora de radio hispana conservadora local después de llegar a Miami desde su casa de verano en Nueva Jersey el lunes. “Cuando miras lo que han hecho, y cuando miras los actos criminales y los actos horribles que han cometido, y luego vienen a por mí”.

El magnate, que cumple 77 años el miércoles, está acusado de acaparar deliberadamente docenas de secretos gubernamentales claramente marcados que se llevó ilegalmente a su mansión frente al mar en Florida cuando dejó el cargo en 2021, de negarse a devolverlos y de conspirar para obstruir a los investigadores que trataban de recuperarlos.

También se le acusa de compartir secretos sensibles de Estados Unidos con personas que no tenían autorización de seguridad, en un caso mucho más grave que cualquiera al que se haya enfrentado anteriormente, con cargos que pueden conllevar penas de prisión de décadas.

Llamado a la calma

El favorito en las primarias republicanas de 2024 ha prometido seguir en la carrera independientemente del resultado del caso, lo que ha desencadenado una campaña por la Casa Blanca que, por primera vez en la historia de EEUU, enfrenta una batalla legal a una electoral.

La acusación de 49 páginas, tachada por Trump de “ridícula”, incluía fotografías que mostraban cajas que supuestamente estaban en los Archivos Nacionales apiladas en Mar-a-Lago, su residencia de Palm Beach, en un salón de baile y en un cuarto de baño y una ducha.

Cajas de documentos guardadas en la residencia de Trump de Mar-a-Lago (foto: Departamento de Justicia)Cajas de documentos guardadas en la residencia de Trump de Mar-a-Lago (foto: Departamento de Justicia)

La seguridad se estaba reforzando en torno al Wilkie D. Ferguson Jr. de Miami, con varias protestas previstas, entre ellas la de una sección local del grupo ultraderechista Proud Boys.

“Esperamos que sea pacífico. Animamos a la gente a que sea pacífica a la hora de manifestar cómo se siente”, dijo el lunes a la prensa el alcalde republicano de Miami, Francis Suárez.

Se espera que Trump vuele después a su club de golf en Bedminster (Nueva Jersey) para reafirmar su inocencia en un discurso ante sus seguidores.

Los problemas legales del ex presidente republicano no han hecho más que empezar, ya que se enfrenta a múltiples cargos por delitos graves en un caso de fraude financiero en Nueva York que irá a juicio el próximo mes de marzo.

Jack Smith, el abogado especial que lidera la pesquisa de los documentos, también está investigando la implicación de Trump en los disturbios del Capitolio de EEUU de 2021, y los investigadores estatales y federales están escrutando sus esfuerzos para subvertir las elecciones de 2020.

Simpatizantes de Trump reunidos afuera de la residencia del presidente en Palm Beach, Florida (Reuters)Simpatizantes de Trump reunidos afuera de la residencia del presidente en Palm Beach, Florida (Reuters)

Ojo por ojo

Los aliados de Trump en el Congreso y sus rivales por la nominación presidencial han rodeado en gran medida los vagones tras su última acusación, condenando el “armamentismo” del gobierno contra los conservadores.

Algunos legisladores republicanos han sido criticados por una retórica que podría inspirar la violencia, incluido Clay Higgins, de Luisiana, quien dijo a sus partidarios que “se abrocharan el cinturón” y Andy Biggs, de Arizona, quien tuiteó: “Hemos llegado a una fase de guerra. Ojo por ojo”.

El Distrito Sur de Florida es conocido como un tribunal “rocket docket”, jerga legal para lugares que impulsan una justicia rápida, y las autoridades no han descartado completar un juicio antes de las elecciones de 2024.

Gran parte de la atención en los procedimientos preliminares se centrará en la jueza del tribunal de distrito Aileen Cannon, una persona designada por Trump a la que se le asignó el caso al azar y que tendrá una enorme influencia sobre la rapidez con la que avancen las cosas.

Cannon emitió una serie de sentencias favorables a Trump en las primeras fases del caso que paralizaron la investigación durante semanas, hasta que un tribunal de apelaciones conservador dictaminó que había actuado más allá de su autoridad.

Otro juez supervisará la comparecencia en sí.

(Con información de AFP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us