La rata, un roedor simpático e inteligente que se puede tener como mascota

Aunque pueda parecernos sorprendente, la rata es un animal muy sociable, disfruta de la compañía de los humanos y responde agradecida ante cualquier muestra de afecto

Por Sonia Recio /Cortesía

Mientras que los hámsteres, cobayas y ratones son los roedores más populares como mascotas, las ratas resultan también una opción igual de adorable. Al contrario de lo que se puede pensar, no estamos ante animales sucios o que transmiten enfermedades. Adoptar a estos mamíferos es sencillo, ya que no requieren grandes cuidados y se adaptan con facilidad a la vida en familia. Las ratas son seres sumamente sociables; de hecho, detestan la soledad y pueden caer en estados depresivos si no están acompañadas por otros congéneres o por un humano. Inteligentes y, con algo de paciencia, pueden aprender trucos sencillos. Acompáñanos y descubrirás muchas más cosas sobre estos simpáticos roedores. 

???? Características de las ratas domésticas

Las ratas domésticas son roedores mediano tamaño, miden entre 17 y 27 centímetros y pesan entre 95 y 240 gramos. Son más pequeñas que las salvajes. Poseen unos grandes ojos y orejas redondeadas y sus rasgos faciales se asemejan a los de un ratón. Su rasgo distintivo, aunque a veces causa aprensión, es su larga cola sin pelo, que mide de 15 a 20 centímetros. Tienen un pelaje suave y espeso, que puede ser de distintas tonalidades.

La inmensa mayoría de las ratas domésticas pertenecen a la raza rata parda (Rattus norvegicus) o, coloquialmente, rata doméstica. Los ejemplares de la raza rata negra (Rattus rattus) son menos comunes. En cautividad, estos roedores tienen una esperanza de vida de tres a cinco años.

???? Carácter de la rata doméstica

La rata doméstica es un animal sociable, disfruta de la compañía humana y requiere atención diaria. Esta interacción resulta esencial, ya que establecen un fuerte vínculo con sus dueños: sacarla de la jaula, dejarla moverse libremente y darle unos cuantos mimos debe formar parte de nuestra rutina.

Si estos animales están mucho tiempo solos, padecerán estrés y tristeza. Para evitarlo, es recomendable que las ratas vivan en pareja. Es preferible escoger dos hembras, ya que son menos territoriales que los machos y más amoldables en la convivencia. En el caso de optar ejemplares de distinto sexo, deben separarse a las 6 u 8 semanas de vida o considerar la esterilización para evitar que se reproduzcan. 

???? Adaptación al hogar

Adoptar una rata como mascota implica completar un proceso de adaptación, similar al que tendríamos que realizar con cualquier otro animal. La clave radica en domesticar a estos roedores desde temprana edad, lo que facilitará así su integración en el ambiente doméstico.

Al principio, la rata se mostrará recelosa y asustadiza hasta que conozca su nuevo espacio. Para favorecer su relajación y la familiarización con el hogar, es fundamental permitir que explore a sus anchas, pero, eso sí, bajo supervisión constante.

Superado el periodo inicial de adaptación, la rata no solo se acostumbra al lugar donde vive, sino que desarrolla un aprecio profundo hacia su dueño. Ten en cuenta que es un animal de hábitos nocturnos por lo que, para minimizar molestias, deberás colocar la jaula en un lugar tranquilo: el salón o el dormitorio no son las mejores opciones.

adiestrar una rata doméstica
Imagen: kozorog / iStock

???? Qué cuidados necesita una rata doméstica

Las necesidades de una rata no difieren significativamente de las de otros roedores. Es esencial proporcionarle una jaula espaciosa, de barrotes resistentes y no demasiado separados.

En el suelo se debe colocar un lecho de virutas de maíz o madera, y no las de pino, álamo temblón o cedro, ya que podrían causar irritación en las vías respiratorias al entrar en contacto con la orina. Los productos a base de papel no están muy recomendados, puesto que cogen mucho olor y tendrás que cambiar la jaula con frecuencia.

La jaula debe contar con comedero, bebedero y un refugio o nido donde la rata pueda ocultarse. También es importante colocar juguetes para mantener a estos animales activos y estimulados. Elementos como columpios, hamacas, puentes colgantes, ruedas de ejercicio y laberintos contribuyen significativamente a su bienestar, puesto que mejoran su calidad de vida y fomentan su inteligencia. 

???? La comida

En cuanto a la alimentación, y aunque estamos ante un roedor omnívoro, no debemos darle cualquier cosa. Su digestión es muy corta, por lo que pasará la mayor parte del día ingiriendo pequeñas cantidades de comida.

Lo idóneo es acostumbrarla desde pequeña a comer una dieta saludable basada en pienso específicamente formulado para estos animales. Las frutas, hortalizas y verduras constituyen excelentes complementos y los premios o snacks les resultan irresistibles.

El queso, aunque pueda parecer una buena idea, debe suministrarse con cautela porque les produce sobrepeso.

???? Cómo interactuar con la rata y estimular su inteligencia

Las ratas requieren interacción diaria y estimulación mental, emocional y física para ser felices. Son muy inteligentes y tienen una memora extraordinaria, por lo que pueden aprender trucos con facilidad, respondiendo positivamente al adiestramiento. Como con otros animales, el refuerzo positivo es clave en este proceso. Estos son los puntos principales:

???? Crea un ambiente adecuado

El entorno de enseñanza tiene que ser tranquilo y libre de distracciones, permitiendo que la rata se concentre en lo que le estamos enseñando. El tono de nuestra voz debe ser lo más relajado posible. 

???? Sesiones cortas

Para lograr un aprendizaje efectivo, es esencial evitar el estrés. La clave está en dedicar 10 minutos diarios a la enseñanza, que permitirán a la rata mantener su atención y disfrutar.

???? Trucos de uno a uno

Comienza con pequeños trucos para evaluar las habilidades de la rata y, gradualmente, suma más a la secuencia. Ponerse de pie o dar la pata son buenos para empezar. Establece una palabra clave para las órdenes, que será la que la rata identifique con un comportamiento y con los venideros.

???? De más complejo a más simple

A diferencia de otros animales, las ratas aprenden de manera inversa. Comenzar con la parte más difícil de un ejercicio acelera de forma significativa el proceso.

???? Premia el aprendizaje

El refuerzo positivo es fundamental para que nuestra rata se sienta recompensada por sus logros y esfuerzos. Los premios no han de limitarse solo a alimentos: las palabras afectuosas y las caricias son formas igualmente efectivas de recompensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us