Diputada que sufrió pérdida de su hermano por las pandillas respalda régimen de excepción

Cortesía

Diana Fuentes, quien por primera vez ocupa una curul por el partido Nuevas Ideas, narró ante el pleno legislativo que, en 2017, los grupos criminales asesinaron a su pariente en una disputa por territorio. Ahora, desde este órgano de Estado, tiene la oportunidad de votar a favor de esta herramienta que ha permitido reducir los homicidios en el país.

“Yo le reitero a cada uno de ustedes, que me dieron su voto de confianza para representarlos en esta Asamblea Legislativa, que daré los votos las veces que sea necesario a favor de aprobar y prolongar este régimen”. Con esta frase la diputada Diana Fuentes reiteró su compromiso con la población para continuar respaldando la implementación del régimen de excepción, una medida que ha permitido reducir las muertes violentas y ha posicionado a El Salvador como uno de los países más seguros de la región.

Fuentes, quien por primera vez ocupa una curul por el partido Nuevas Ideas, narró ante el pleno legislativo que, en 2017, los grupos criminales asesinaron a su hermano, de 16 años, en una disputa por territorio. Por ello, justificó que el régimen de excepción debe continuar para evitar que más salvadoreños mueran a manos de los pandilleros.

La diputada mencionó que el asesinato de su pariente quedó impune, pero fue hasta que el Presidente Nayib Bukele asumió el poder —y por el respaldo que la legislatura pasada le dio al aprobar el régimen de excepción— que su familia obtuvo justicia. 

“Este día, públicamente, quiero agradecer en nombre de todas las víctimas de las pandillas al Presidente Nayib Bukele y a los diputados de la anterior legislatura, que gracias a su valentía, mi familia pudo encontrar esa justicia terrenal que por años creímos que no iba a existir”, expresó. 

La parlamentaria recordó el compromiso de la bancada cyan para otorgarle al Presidente Bukele la gobernabilidad que necesita para garantizar que los salvadoreños continúen viviendo en un ambiente de paz y tranquilidad, un derecho que se les negó por más de 30 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us