La vela solar con ayuda láser permitirá acelerar los viajes por el espacio

Cortesía / Tomado de eluniverso.com

El mundo está alistandose para una nueva carrera espacial. Con la vista ya puesta en regresar a la Luna en 2024 y visitar Marte en 2030, la próxima década cuenta con algunas misiones destinadas a expandir los conocimientos del espacio exterior.

Por eso, las distintas agencias espaciales desarrollan ya nuevos sistemas de propulsión más rápidos para cumplir con sus objetivos. Entre esos sistemas que existen están las velas solares, capaces de generar impulso por la simple presión de la radiación espacial, pero que pueden también ser aceleradas por medio de potentes láseres.

Un estudio publicado en American Journal of Physics señala que uno de los mayores atractivos de las velas solares es que liberan a las naves espaciales de la necesidad de tener que llevar su propio propulsor.

Hasta ahora se han desarrollado y probado ya varios modelos de velas ligeras, entre ellas la LightSail y la LightSail 2, de la Planetary Society; o el satélite IKAROS, de la agencia espacial japonesa JAXA. Además, distintas organizaciones, como Breakthrough Starshot, Project Dragonfly y Starlight, de la NASA, exploran seriamente la idea de velas ligeras aceleradas por matrices láser como un medio para hacer posibles los viajes interestelares.

El sistema tiene varias ventajas sobre las velas solares existentes, que dependen por completo de la presión que ejerce la radiación solar para ir acelerando lenta, pero constantemente. Sin embargo, la aceleración obtenida del Sol va reduciendo a medida que aumenta la distancia.

Una forma de solucionar el problema es el uso de potentes haces de luz láser para acelerar rápidamente la vela. En eso, precisamente, se basan los proyectos Starshot, Dragonfly y Starlight, aunque las instalaciones necesarias serían muy costosas de construir y de operar.

Aún así, con sus limitaciones actuales, la Sun Diver podría ser muy ventajosa en misiones dentro del Sistema Solar, ya que aportaría una velocidad sin precedentes. En cuanto a los viajes interestelares, habrá que esperar a la llegada de los nuevos materiales necesarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us