¿CÓMO APRENDÍ A VIVIR CON LA PSORIASIS?

Por: Oliver Marroquín / Persona con Psoriasis

Desde agosto del 2009… no sabia con exactitud lo que era la Psoriasis y lo difícil que era vivir con ella. Gracias a Dios y a la ayuda de mi esposa pude conocer de la Asociación Psoriasis Nueva Vida El Salvador (PSONUVES), es ahí donde pude darme cuenta que no era el único que vivía con esa enfermedad. Gracias al enorme esfuerzo de Evelyn de Aguirre y Julio Aguirre en fundar PSONUVES, junto con el valioso aporte que ahí brindan los psicólogos, dermatólogos, nutricionistas en cada reunión y especialmente el conocer cómo las demás personas que padecen de esta dura enfermedad luchan en su diario vivir… pude aprender a conocer y a empezar a aceptar la Psoriasis.

Cortesía

Fueron unos días muy difíciles, pero con una lucha y perseverancia constante de no faltar a las reuniones, de buscar información y aprender a escuchar como los demás miembros sobrellevaban la enfermedad. Lo más duro fue saber que es una enfermedad crónica, ya que una enfermedad crónica impacta de forma profunda en la vida de los pacientes y puede conllevar a grandes cambios en nuestra vida social, personal, emocional, económica y laboral. La enfermedad crónica como la Psoriasis influye directamente sobre la calidad de vida que llevamos por ser “visible” y por esa razón que a algunos nos afecta de diferentes maneras, a unos nos puede dar de una forma más severa que a otras, en mi caso fue muy severa, ya que brotó en todo mi cuerpo a través de manchas rojas y escamosas.

Cortesía

A pesar de que la enfermedad afecto todos los ámbitos de mi vida, debo de decir que la Psoriasis es una enfermedad “NO CONTAGIOSA”, con la ayuda de Dios, mi esposa, mi familia, amigos y especialmente de PSONUVES logre aprender a aceptarla, de empezar a vivir al lado de una enfermedad que nunca supe que existía con anterioridad y que en un abrir y cerrar de ojos… sorpresa… hoy es parte de mí. Recuerdo que los primeros días, semanas, meses fueron una pesadilla, trataba la manera de cubrir mi cuerpo casi al máximo para que la gente no se diera cuenta de mi padecimiento… pero lastimosamente era muy difícil ya que la principal preocupación que tenia en mi mente era el impacto visual que dejaría en las demás personas.

Asumir está enfermedad crónica no fue fácil. Hubieron situaciones que me influenciaron muy duramente: cómo la gravedad de la enfermedad que está había dejado en mi cuerpo y en mi personalidad, ya que antes de tenerla era una persona que llevaba una vida muy social… y hoy ya no lo era. Me sentía muy confundido, vulnerable, sumamente estresado, abrumado por las noches que no podía dormir, preocupado por mi futuro junto con mi esposa; recuerdo que le pregunte a Dios “¿por qué a mí?” o “¿qué he hecho mal?”, consideraba muy injusto lo que me estaba pasando y hasta cierto punto mostraba ira o enfado hacia Dios porque no lograba aceptar esta pesadilla que estaba viviendo en carne propia, lastimosamente no obtuve respuesta. Así que le pedí perdón a Dios y le pedí que me diera una nueva esperanza de vida, que me diera las fuerzas para salir adelante.

Sin embargo, en una reunión mensual de PSONUVES, tuvimos la presencia de un Psicólogo llamado Ernesto Cardona, nos brindo una excelente charla sobre la Psoriasis… y recuerdo que dijo: “Es cierto que la Psoriasis esta en ustedes; pero ustedes mentalmente no deben de estar enfocados en esa enfermedad, aunque la vean a diario en su piel”…  Esas palabras significaron mucho para mi y fue ahí donde decidí de una vez por todas a aprender a aceptar la Psoriasis en mi vida, poco a poco con la ayuda de Dios, mi esposa, familia, amigos y PSONUVES logre hacerlo… es cierto, los primeros días me costo armarme de valor que las personas me vieran con Psoriasis, aprendí a ver la vida de diferente manera dentro de un mundo llamado Psoriasis… 

Mis sentimientos y emociones fueron muy variables y duros durante este nuevo proceso, ya que principalmente me propuse a que si alguna persona me llegará a juzgar por mi apariencia trataría la manera de no enfrentarlas verbal o físicamente, que debía de aprender a perdonarlos, porque lastimosamente ellos no conocían de Psoriasis. Si lograba superar esta difícil etapa, podría seguir afrontando con una madurez mental las muchas adversidades que me pondría a prueba la Psoriasis, lógicamente tuve que hacer reajustes en mi forma de vida, sabiendo que habrían limitaciones a visitar ciertos lugares (por el momento) mientras la afrontaba día tras día. Hoy gracias a Dios lo he logrado ya que vivo mi vida sin prejuicios, aprendí a tomar las riendas de la enfermedad y me siento mucho mejor, no presto atención cuando voy en la calle o en algún bus si las personas se me quedan viendo. Si es cierto que hay personas que me ven con asombro, otras con cierto grado de discriminación pero no me importa. Lo que me importa es que cuento al 100% de las personas que me aman y me apoyan, ya que siempre hay quienes se preocupan hasta este día por mi y con eso tengo más que suficiente para seguir luchando… es más… ¡Me siento saludable aún padeciendo Psoriasis!

Es así como le hago la invitación a aquellas personas que sea cual sea la enfermedad que padezcan, deben de empezar a afrontarla sin importar el diagnóstico, aprendan a agarrar ese valor poniéndose uno mismo en un primer plano principalmente con la ayuda de Dios, de sus familias y amigos, logren controlar sus pensamientos negativos, los invito a que aprendan a vivir un estilo de vida saludable buscando siempre ese apoyo social y profesional. Lastimosamente siempre se encontrarán con personas que estarán tal vez criticando o buscando la forma de hacerlos sentir mal con algún comentario y es ahí donde deberán de ponerse a prueba y salir adelante.

Recordarles nuevamente que… La Psoriasis NO ES CONTAGIOSA y que este año el lema mundial es: UNIDOS ACTUAMOS.

Si deseas conocer más de la Psoriasis, puedes contactar a PSONUVES al:

Teléfono: (503) 2302-6699

Correo Electrónico: psoriasis_nuevavida@hotmail.com

Redes Sociales:

PSONUVES Facebook

PSONUVES Twitter

PSONUVES Instagram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us