El autor de la masacre de Colorado fue condenado a más de 2.000 años de prisión

Anderson Lee Aldrich, de 23 años, se declaró culpable de los hechos y de 46 cargos de intento de asesinato durante el ataque contra el Club Q de la comunidad LGBTQ en noviembre del año pasado

Tomado de Infobae cortesía

Anderson Lee Aldrich (izquierda) comparece ante el tribunal en Colorado Springs (Colorado Judicial Branch via AP)

El hombre que mató a cinco personas en un club nocturno de Colorado Springs en 2022 fue condenado este lunes a cadena perpetua, después que las víctimas señalaron que el agresor era un “monstruo” y “cobarde” que persiguió a las personas en un ataque premeditado en un local concurrido por la comunidad LGBTQ+.

En el transcurso de una emotiva audiencia repleta de víctimas y familiares, Anderson Lee Aldrich, de 23 años, se declaró culpable de cinco cargos de asesinato y 46 de intento de asesinato, uno por cada persona que se encontraba en el Club Q la noche del tiroteo, lo que se traduce en una condena a más de 2.000 años de prisión sin posibilidad de libertad condicional.

“Intencionalmente y después de una deliberación causé la muerte de cada víctima”, dijo ante el juez Michael McHenry.

Aldrich, en tanto, no admitió ni disputó dos cargos por delitos de odio, uno grave y otro menor.

“Esta cosa que está sentada en este tribunal no es un ser humano, es un monstruo”, dijo Jessica Fierro. El novio de su hija fue asesinado esa noche. “El diablo le espera con los brazos abiertos”.

“Por favor, su señoría. Le ruego que encierre a este animal en lo más profundo del infierno”, agregó Cheryl Norton, madre de Ashtin Gamblin, quien recibió hasta nueve disparos, pero sobrevivió.

La declaración de culpabilidad se produce siete meses después del tiroteo y evita a las familias de las víctimas y a los sobrevivientes un juicio largo y potencialmente doloroso.

Anderson Lee Aldrich se declaró culpable de haber asesinado a cinco personas en un club nocturno de Colorado Springs en 2022 (4th Judicial District Attorney's Office via AP)Anderson Lee Aldrich se declaró culpable de haber asesinado a cinco personas en un club nocturno de Colorado Springs en 2022 (4th Judicial District Attorney’s Office via AP)

Los presentes en la sala se secaban las lágrimas mientras el juez explicaba los cargos y leía los nombres de las víctimas.

“Estás atacando a un grupo de personas por su simple existencia”, dijo el juez McHenry.

“Como muy pocas personas en nuestra cultura, usted eligió encontrar un poder ese día detrás del gatillo de una pistola, sus acciones reflejan la malicia más profunda del corazón humano, y la malicia casi siempre nace de la ignorancia y el miedo”, continuó el juez.

Familiares y amigos de las víctimas pudieron declarar ante el tribunal para recordar a sus seres queridos, y los sobrevivientes describieron cómo sus vidas se vieron alteradas para siempre justo antes de la medianoche del 19 de noviembre, cuando el sospechoso entró en el Club Q y disparó indiscriminadamente un fusil semiautomático tipo AR-15.

Este incidente evocó la masacre de la discoteca Pulse de Orlando, Florida, donde en 2016 murieron 49 personas.

El ataque en el Club Q se produjo más de un año después de que Aldrich fuera arrestado por amenazar a sus abuelos y jurar convertirse en “el próximo asesino en masa”. Pero, los cargos fueron finalmente retirados en ese caso.

Aldrich insinuó planes para llevar a cabo ataques violentos al menos un año antes del asalto del Club Q. En junio de 2021, los abuelos de Aldrich dijeron a las autoridades que se les advirtió que no se interpusieran en el camino de un plan para almacenar armas, municiones, chalecos antibalas y una bomba casera para convertirse en “el próximo asesino en masa”. Aldrich fue arrestado después de un enfrentamiento con oficiales SWAT que fue transmitido en vivo en Facebook y la evacuación de 10 casas cercanas, diciéndoles a los oficiales “¡Si violan, soy un mal-dito golpe al infierno!” Aldrich finalmente se rindió.

Familiares y amigos visitan un memorial fuera del Club Q, el club nocturno LGBTQ que fue el lugar del tiroteo mortal en 2022 que mató a cinco personas, en Colorado Springs (AP Photo/Chet Strange)Familiares y amigos visitan un memorial fuera del Club Q, el club nocturno LGBTQ que fue el lugar del tiroteo mortal en 2022 que mató a cinco personas, en Colorado Springs (AP Photo/Chet Strange)

Sin embargo, los cargos contra Aldrich fueron desestimados en julio de 2022 después de que la madre y los abuelos de Aldrich, las víctimas del caso, se negaron a cooperar con los fiscales, evadiendo los esfuerzos para entregarles citaciones para testificar, según documentos judiciales revelados después del tiroteo. Otros familiares le dijeron a un juez que temían que Aldrich lastimara a sus abuelos si era liberado, pintando una imagen de una persona aislada y violenta que no tenía trabajo y recibió 30.000 dólares que se gastaron en gran parte en la compra de impresoras 3D para fabricar armas, mostraron los registros.

Aldrich fue liberado de la cárcel y las autoridades se quedaron con dos armas, una pistola fantasma y un rifle MM15, incautadas en el arresto. Pero no había nada que impidiera que Aldrich comprara legalmente más armas de fuego.

El caso del Club Q, además, reactivó el debate sobre la posesión de armas de guerra como los fusiles de repetición. “Las armas de asalto son demasiado fáciles de conseguir”, se ha lamentado otro de los heridos, Ed Sanders, en su comparecencia ante el juez.

En 2022 murieron al menos 642 personas en tiroteos masivos, aquellos con cuatro o más personas heridas de bala, sin contar al tirador, según el Archivo de Violencia de Armas de Fuego. Este año la cifra apunta a que superará la del año anterior, con 385 muertos en los 177 primeros días del año.

En el caso de Aldrich, la Fiscalía no pidió la pena de muerte porque Colorado se convirtió en 2020 en el 22º estado norteamericano en abolir la pena capital.

(Con información de AP y Europa Press)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us