Tras acusar de “traidores” a los que impulsaron el motín armado, Vladimir Putin se mostró junto al principal rival de Yevgeny Prigozhin

El mandatario ruso encabezó una reunión de los líderes en materia de Seguridad en la que reapareció en público Sergei Shoigu, principal apuntado por el jefe del Grupo Wagner. Otro rival del mercenario, el general Valery Gerasimov, no fue visto en las imágenes

Cortesía Infobae

Putin mantiene una reunión con los jefes de los servicios de seguridad rusos (Reuters)

El presidente ruso, Vladimir Putin, agradeció el lunes a sus oficiales de seguridad el trabajo realizado durante una rebelión armada, en una reunión en la que participó el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, principal objetivo del motín.

“Los he reunido para agradeceros el trabajo realizado”, dijo Putin a los oficiales tras la revuelta de mercenarios de Wagner que pretendía derrocar a la cúpula de Moscú.

Era la primera vez que se veía a Shoigu en público desde la rebelión, mientras que el general de más alto rango de Moscú, Valery Gerasimov -a quien los combatientes de Wagner también querían desbancar- no aparecía en las imágenes de la reunión difundidas por el Kremlin.

El ministro de Defensa, Sergei Shoigu, apareció en las imágenes difundidas por el Kremlin (Reuters)El ministro de Defensa, Sergei Shoigu, apareció en las imágenes difundidas por el Kremlin (Reuters)

En el vídeo de la reunión se puede ver a Shoigu sentado en una alargada mesa en el Kremlin, junto al jefe de gabinete de la Presidencia rusa, Antón Vainó; el director de la Guardia Nacional de Rusia, Víktor Zólotov; el fiscal general, Igor Krasnov, o Alexandr Bortnikov, director del Servicio Federal de Seguridad.

Putin señaló que quiere abordar con los presentes “la situación que se ha creado en la actualidad” y las tareas que hay que afrontar tras los “acontecimientos sucedidos en el país”.

El vídeo del inicio de la reunión dura apenas 34 segundos, mientras el contenido del resto del encuentro no fue difundido por el Kremlin.

Putin y el jefe del Estado Mayor General, el general Valery Gerasimov, en una foto de archivo (Mikhail Kuravlev, Sputnik, foto de Pool del Kremlin vía AP, Archivo)Putin y el jefe del Estado Mayor General, el general Valery Gerasimov, en una foto de archivo (Mikhail Kuravlev, Sputnik, foto de Pool del Kremlin vía AP, Archivo)

Este lunes el Ministerio de Defensa ruso difundió un vídeo en el que el titular de la cartera inspecciona a las tropas rusas en la zona de la campaña militar en Ucrania, aunque varios medios rusos pusieron en entredicho que las imágenes fuesen grabadas después de la rebelión armada del fin de semana.

Paralelamente, en Rusia comenzaron a aumentar los rumores sobre la posible sustitución de Shoigu por el gobernador de la región de Tula, Alexéi Diumin, quien otrora se desempeñó como el número dos del Ministerio de Defensa de este país.

Putin se dirigió a la nación este lunes (Reuters)Putin se dirigió a la nación este lunes (Reuters)

Poco antes de la reunión Putin dijo a su nación que había ordenado evitar el derramamiento de sangre durante la rebelión armada del fin de semana y ofreció a los combatientes de Wagner unirse al ejército o abandonar el país tras su motín.

En sus declaraciones, Moscú pareció mostrar una actitud de normalidad tras la dramática rebelión protagonizada por Wagner, que puso en jaque su gobierno de más de dos décadas.

“Desde el principio de los acontecimientos, y siguiendo mis órdenes, se tomaron medidas para evitar un derramamiento de sangre a gran escala”, dijo Putin, agradeciendo a los rusos su “resistencia, unidad y patriotismo”.

Dijo que Occidente y Ucrania querían que los soldados rusos se dispararan entre sí, dos días después de que advirtiera contra la guerra civil: “Era precisamente este fratricidio lo que querían los enemigos de Rusia: tanto los neonazis de Kiev como sus patrocinadores occidentales, y todo tipo de traidores nacionales. Querían que los soldados rusos se mataran entre sí”.

El veterano dirigente ruso advirtió que fracasarían los intentos de sembrar el malestar en Rusia, país que gobierna desde hace más de dos décadas.

“La solidaridad civil demostró que cualquier chantaje, cualquier intento de organizar la agitación interna, está condenado al fracaso”, dijo a los rusos.

Putin acusó de traición a los combatientes rebeldes de Wagner y -sin mencionar por su nombre a su líder, Yevgeny Prigozhin– les ofreció firmar contratos con el ejército o marcharse a la vecina Bielorrusia.

“Hoy tenéis la posibilidad de seguir sirviendo a Rusia firmando un contrato con el ministerio de Defensa u otros cuerpos de seguridad, o de volver con vuestra familia y allegados… Quien quiera puede irse a Bielorrusia”, dijo Putin.

Archivo - Putin (centro) habla con el jefe del Estado Mayor General, el general Valery Gerasimov (izquierda) (Mikhail Kuravlev, Sputnik, foto de Pool del Kremlin vía AP, Archivo)Archivo – Putin (centro) habla con el jefe del Estado Mayor General, el general Valery Gerasimov (izquierda) (Mikhail Kuravlev, Sputnik, foto de Pool del Kremlin vía AP, Archivo)

El motín de 24 horas en Rusia terminó gracias a un acuerdo alcanzado en Bielorrusia cuando los combatientes de Wagner se acercaban a Moscú, y el Kremlin dijo que Prigozhin había aceptado exiliarse en Bielorrusia.

Los combatientes de Wagner, dirigidos por Yevgeny Prigozhin, lograron tomar el control de la ciudad de Rostov-on-Don y su centro de mando militar se puso al frente la campaña de Ucrania, condiciendo una caravana armada a través de Rusia hasta un área situada a 200 kilómetros de Moscú.

(Con información de AFP, EFE y Reuters)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us