Israel es empujado por Irán a la guerra, algo muy conveniente para Rusia

76 años después, el conflicto sigue en curso profundizado por Teherán y su socio en el Kremlin, amparados ambos por China

María Belén Chapur

Por María Belén Chapur/Cortesía tomado de Infobae

Personas trabajan para apagar un incendio que envuelve una furgoneta, mientras se lanzan cohetes desde la Franja de Gaza, en Ashkelon, sur de Israel (REUTERS/Ammar Awad)

Todavía no salgo de mi estupor y horror viendo las crueles imágenes de aquellos jóvenes que pasaron de estar bailando y celebrando a ser fusilados, secuestrados y aniquilados en todas sus ilusiones y sueños por un salvaje grupo terrorista que solo entiende de muerte. Hamas, grupo terrorista financiado por el gobierno de Irán que los utiliza para expandir el odio y el terror por sus propias frustraciones. Y hago esta salvedad porque una buena parte del pueblo y jóvenes iraníes sufren a su propio gobierno en carne propia. Por otro lado, Putin, en Rusia, debe estar celebrando, ya que esta nueva guerra va a desconcentrar muy probablemente la atención en Ucrania, lo cual es altamente peligroso porque puede darle una gran ventaja. Seguramente es todo parte de un plan de este eje del mal conformado por RusiaIrán y sus aliados con el respaldo absoluto de China.

A U.S. Air Force Lockheed Martin C-130 Hercules transport aircraft taxis on the tarmac after landing at Jasionka Airport near Rzeszow, Poland February 4, 2022. REUTERS/Kacper Pempel

Te puede interesar:Polonia, Brasil y Argentina anunciaron misiones para repatriar a sus ciudadanos de Israel

Pero también hay que hacer el mea culpa por el lado de Israel. No se entiende como ninguna de las tres agencias de inteligencia israelí, la Shin Bet (la inteligencia nacional), la Aman (la inteligencia militar de las Fuerzas Armadas), y el Mossad (la agencia de espionaje externa de tanto prestigio, encargada de llevar a cabo actividades de contra terrorismo a nivel mundial) vieron venir este repudiable ataque. Quizás esto tenga que ver con la famosa grieta de la cual hoy ningún país se salva. Ese fraccionamiento interno en Israel, provocado por la polémica reforma judicial impulsada por su Primer Ministro Netanyahu, a quien tanto le costo formar gobierno esta vez. Un pueblo dividido y un gobierno sumido en asuntos internos, que los cegó del verdadero peligro del enemigo externo. Un fraccionamiento interno que abrió la oportunidad al salvajismo de atestar su gran golpe con armas de lo más rudimentarias, pero con éxito.

Cincuenta años más tarde, y casi para la misma fecha, la historia se repite durante uno de los momentos más sagrado para el pueblo de Israel.

Paradójicamente, como si fuera un presagio, el pasado 24 de agosto en Israel y 25 de agosto en los Estados Unidos se estrenó la película Golda, protagonizada por Helen Mirren en una brillante y solemne actuación. La película está ambientada en la Guerra de Yom Kippur, y el rol que durante la misma cumplió la Primera Ministra Golda Meir, conocida como la dama de hierro israelí.

Te puede interesar:Un experto antiterrorista que predijo la ofensiva de Hamas advirtió una posible “guerra total”

A los 70 años de edad, un 17 de marzo de 1969, Golda Meir se convirtió en la primera, y hasta ahora única, mujer en la historia de Israel en asumir el cargo de Primer Ministro. Durante su mandato, instó a la unidad mientras los partidos políticos se fracturaban, ordenó represalias cuando 11 israelíes fueron asesinados durante los Juegos Olímpicos de 1972. Pero fue la Guerra de Yom-Kippur, en muchos sentidos, la que definió el tiempo de Meir como Primera Ministra. En octubre de 1973, en Yom Kippur, las fuerzas sirias se movilizaron para sacar a Israel de los Altos del Golán. Simultáneamente, una fuerza de tropas egipcias intentó forzar a Israel a salir de la península del Sinaí.

Golda Meir fue la líder de Israel durante la Guerra del Yom Kippur Golda Meir fue la líder de Israel durante la Guerra del Yom Kippur

Meir igualó los esfuerzos sirios movilizando tropas de Israel, pero se resistió a un ataque preventivo, contrariando a sus comandantes, por miedo de que tal acción resultara en un retiro de apoyo por parte de Estados Unidos. Henry Kissinger, Secretario de Estado en aquel entonces de los Estados Unidos, confirmó más tarde que su país efectivamente habría retirado la ayuda de Israel haber atacado primero.

Te puede interesar:Irán, el “mastermind” del ataque

Egipto Siria tuvieron el respaldo de la Unión Soviética. Al final, Israel firmó acuerdos de alto el fuego con Egipto y Siria a finales de 1973 y principios de 1974, respectivamente. Golda logró el histórico viaje a Israel del entonces presidente de Egipto, Anuar el Sadat, y la firma del acuerdo de paz .

La incapacidad de Golda Meir para timonear la Guerra de Yom Kippur la llevó finalmente a renunciar a su cargo en 1974. Si bien dejó la política, nunca se alejó por completo.

Meir era tan popular como la polarización de ese momento. Sus décadas de servicio dan fe de su longevidad, fortaleza y dedicación a sus creencias y a su gente. Meir falleció de linfoma en 1978 a la edad de 80 años.

Desde que la Organización de Naciones Unidas (ONU) anunciara su plan para la partición de Palestina el 29 de noviembre de 1947, en un intento de resolver las tensiones del momento entre los residentes judíos y árabes en la región, hasta el día de hoy nada ha cambiado. Setenta y seis años después, el conflicto sigue en curso profundizado por Irán y su socio, Rusia, amparados ambos por China.

Quisiera terminar con esta carta escrita por un querido amigo estadounidense, el Dr. Howard Bellin, que vive en Nueva York y viajó como voluntario en la guerra árabe -israelí de 1973.

¨Hace exactamente 50 años, volé a Israel para ofrecer mis servicios como médico cirujano plástico en la guerra de Yom Kippur. Ami, un Mayor del Ejército y buen amigo con quien compartíamos la profesión, fue mi mentor. Estuvimos en el Hospital Hadassah en Jerusalén, donde recibíamos varias veces al día soldados gravemente heridos en batalla que eran transportados en helicóptero del Sinaí, muchos de ellos con vías intravenosas en funcionamiento. Ami y yo hicimos una gran cantidad de cirugías, pero también actuamos como oficiales de clasificación de pacientes. Recuerdo que un día brutal después de haber hecho dos cirugías, me pidieron inmediatamente que ayudara a Ami a clasificar la última llegada del helicóptero que nos trajo a otros 24 soldados gravemente heridos. Cuando los ingresaron al hospital, Ami, un experimentado veterano de guerra y cirujano de los suburbios, mostró un rostro de angustia al ver a uno de aquellos hombres heridos. Más tarde le pregunté qué le había pasado. El me contestó que llevaba ya 25 años ,desde la guerra posterior a la Independencia, viendo a sus amigos malheridos entrar por esa puerta. ¡Dijo que ahora son los hijos de mis amigos! Y finalmente concluyó con la frase que sigue rondando en mi cabeza, ¿cuándo va a parar esto?

Ami ya ha fallecido, pero repetiría con él: ¿Cuándo va a parar esto?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us