Comunidades que antes eran bastiones de pandillas, hoy viven en paz las fiestas navideñas

Cortesía

Las comunidades que antes eran bastiones de las pandillas y otros grupos criminales hoy viven las fiestas de fin de año con pleno goce, en paz y tranquilidad, gracias al Plan Control Territorial y al régimen de excepción que implementa el Gobierno de El Salvador.

La Dirección de Reconstrucción del Tejido Social, que forma parte de la fase II del Plan Control Territorial, orientada a la prevención de la violencia y a la generación de oportunidades, se ha sumado al júbilo de las familias de estos lugares, animando con fiestas navideñas la convivencia que ha hecho posible la intervención gubernamental.

“Hoy venimos, compartimos una fiesta, juguetes, pasteles, trajimos a Santa Claus a estos sitios donde antes no pasaban cosas positivas, donde el abandono era notable”, dijo el director de Reconstrucción del Tejido Social, Carlos Marroquín, durante la celebración de una fiesta navideña en la colonia Zacamil, municipio de Mejicanos, donde la presencia gubernamental contribuyó a desarticular las pandillas de la zona y a poner en marcha programas de prevención de la violencia.

Estos convivios se realizan “pensando en el tema de la vulnerabilidad social y en todo el contexto de daño que estas comunidades sufrieron por el abandono, la pobreza, exclusión y estigmatización”, afirmó el funcionario.

“Es fabuloso venir a estas calles y que estemos en paz, en tranquilidad, y que podamos celebrar la Navidad con nuestros hijos e hijas”, manifestó el director Carlos Marroquín a los habitantes de la colonia Zacamil que se sumaron a la celebración.

Una actividad similar se desarrolló de forma paralela en el Centro Urbano de Bienestar y Oportunidades (CUBO) “Luigui Doze”, en la colonia Santa Lucía, que, junto al de la colonia Zacamil, es uno de los dos CUBO que el Gobierno inauguró en Mejicanos, municipio que en el pasado figuraba dentro de las zonas con mayores índices de criminalidad.

El director de Reconstrucción del Tejido Social informó que este tipo de actividades se desarrollarán durante el resto del mes en comunidades que vivieron asediadas por la violencia y en las que el Gobierno está fortaleciendo su presencia para dar sostenibilidad a la seguridad conquistada.

Estas comunidades vivían “una violencia de las pandillas que hoy te llena de nostalgia por las navidades que tuvieron que vivir: en medio de balas, en medio de guerras, en medio de acoso, navidades donde familias enteras tenían que huir por amenazas; pero hoy es distinto, el Presidente Nayib Bukele nos ha llevado a ser un país distinto, para que del pasado solo quede esa nostalgia y que lo demás sea alegría”, dijo el director Carlos Marroquín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us