Texas envió inmigrantes indocumentados a California

El gobernador Gavin Newsom inició una investigación tras el arribo a California de 16 inmigrantes venezolanos y colombianos que ingresaron al país a través de Texas y fueron trasladados a California en un avión fletado

Cortesía tomado de La Opinión

Por: Maria Ortiz  /Cortesía

Dieciséis inmigrantes venezolanos y colombianos que ingresaron al país a través de Texas fueron trasladados a California en un avión fletado y dejados afuera de una iglesia en Sacramento, dijeron el sábado el gobernador Gavin Newsom y defensores de los derechos de los inmigrantes.

Los hombres y mujeres jóvenes fueron dejados el viernes fuera de la Diócesis Católica Romana de Sacramento con solo una mochila de pertenencias cada uno, dijo Eddie Carmona, director de campaña de PICO California, un grupo de organización comunitaria basada en la fe que ha estado ayudando a los migrantes, según The Associated Press.

Los migrantes ya habían sido procesados por funcionarios de inmigración de EE. UU. y se les habían asignado fechas de audiencia para sus casos de asilo cuando “individuos que representan a un contratista privado” se les acercaron frente a un centro de migrantes en El Paso, Texas, dijo Carmona. Se ofrecieron a ayudar a los migrantes a conseguir trabajo y llevarlos a su destino final, dijo.

“Les mintieron y los engañaron intencionalmente”, dijo Carmona, y agregó que los migrantes no tenían idea de dónde estaban después de que los dejaran en Sacramento.

El gobernador de California, Gavin Newsom y el fiscal general de California, Rob Bonta, están investigando el incidente.

Newsom dijo en un comunicado que él y el fiscal general de California, Rob Bonta, se reunieron con más de una docena de migrantes el sábado y se enteraron de que fueron llevados de Texas a Nuevo México y luego trasladados a Sacramento en un avión privado.

Bonta dijo que el grupo llevaba documentos que parecían haber sido emitidos por el estado de Florida.

“El secuestro sancionado por el estado no es una opción de política pública, es inmoral y repugnante”, escribió Bonta.

La administración de Newsom y el Departamento de Justicia de California están trabajando juntos para determinar quién pagó el viaje de los migrantes y si fueron engañados, les dieron falsas promesas o fueron secuestrados, según el comunicado de la oficina del gobernador de California.

Esta es una práctica de los gobernadores republicanos de Arizona, Texas y Florida para protestar contra las políticas de inmigración de la administración Biden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us