MILITARES SERÁN ENJUICIADOS POR EMBORRACHARSE Y PORTAR SUS ARMAS DE TRABAJO

Por Mirella Cáceres/Periodista La Edición

San Salvador.- En la madrugada del 9 de agosto anterior, tres militares fueron capturados por agentes de la Policía Nacional Civil por estar en estado de ebriedad y portando sus fusiles de trabajo. Ellos se encontraban dentro del Gimnasio Nacional Francisco Menéndez, ubicado sobre la 20a. Avenida Norte de San Salvador

Misael Ramos, de 35 años; Alonso Salazar, de 27, y Edgardo Díaz, de 25, fueron acusados de los delitos de tenencia, portación o conducción ilegal o irresponsable de armas de fuego en perjuicio de la paz, y dentro de 15 días enfrentarán juicio ante el juez Cuarto de Paz de San Salvador, según reporte del Centro Judicial Isidro Menéndez.

La detención, dice el requerimiento fiscal, ocurrió a las cinco de la mañana del 9 de agosto. Los militares entregaron los fusiles y fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal donde se les practicó los protocolos de evaluación de embriaguez.

“Al parecer, ellos (los militares) manifestaron haber ingerido bebidas embriagantes, situación que los inhabilita a realizar actividades de riesgo como manipular un arma”, dice el reporte de Juzgaos con base en el requerimiento fiscal.

Mientras llega el día de la vista pública (juicio) la Fiscalía y la defensa de los tres militares imputados tendrán que recabar toda las pruebas de cargo y descargo, respectivamente, las que determinarán si los militares quedan libres o son condenados.

Mientras llega ese día los acusados enfrentarán el proceso en libertad. El juez tampoco les impuso medida alguna, informó Juzgados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us